El Hospital Doctor Alberto Duhau nació por deseo y acción de la comunidad paceña, creció en su seno, merced al respaldo e impulso de la misma. Impulso que perdura a través de  más de 80 años.

Conociendo y analizando su historia podemos descubrir el porqué de esta afirmación, basta realizar un breve recorrido  por 1938  y encontrarmos  en esa localidad pequeña con  pocos habitantes con gente de pueblo, trabajadora, progresista. Allí una congregación Mariana de Jóvenes y Caballeros de José C. Paz dedicaba sus días a la búsqueda del bienestar y progreso de la población.

El tema «Salud» era una de sus preocupaciones, ya que no contaban con ningún centro asistencial local y ante cualquier necesidad de asistencia médica, debían trasladarse al Hospital de San Miguel, que por la precariedad de los caminos y medios de transporte quedaban demasiado lejos, especialmente si era una urgencia.

El 11 de noviembre de 1938, al término de una de las reuniones de la congregación, uno de sus miembros, el Sr. Próspero Grimaldi propuso construir un centro asistencial.

En pocos días se organizó una gran colecta en el pueblo. La gente colaboró con dinero, materiales y bienes a su alcance. El primer gran paso fue la donación de los lotes en el centro de José c. Paz, efectuada por el Sr. Justo Altube.

Quienes organizaron la colecta y las primeras tareas constituyeron una comisión, que desde entonces regirá los destinos de la empresa iniciada. Eran hombres de trabajo que dedicaban su tiempo de descanso a este proyecto.

En menos de un año, se disponía del terreno propio, del dinero suficiente para la construcción, los planos aprobados y la obra adjudicada mediante licitación pública. El 24 de Septiembre de 1939 se colocó la piedra fundamental. Cuatro meses después finalizó la obra; el edificio constaba de cuatro habitaciones, un hall, un pasillo interno, baño y cocina.

A principios del año 1940 se prestó el primer servicio sanitario: se aplicaron 500 dosis de vacuna antivariólica a niños en edad escolar.

El 1º de Septiembre de 1940, en una asamblea de donantes realizada en el club “El Porvenir” se aprobó el primer estatuto social y se designó oficialmente la primera comisión directiva y el 19 de enero de 1941 se procedió a la inauguración de la “Casa de Auxilio”, que contó con la presencia del vecindario fue uno de los acontecimientos más importantes de José C. Paz.

El cuerpo médico inicial constaba de cuatro médicos: un Clínico, un Pediatra, un Ginecólogo y un Cirujano Dentista. A partir del inicio de las actividades médico sanitarias, la Casa de Auxilio entró en un ritmo de vida agitada. La demanda de prestaciones puso en evidencia el caudal de las necesidades a satisfacer, situación que de alguna manera, determinó un crecimiento constante hasta la actualidad.

El cuerpo médico se integraba con importantes profesionales de la zona con los que colaboraban cuatro hermanas franciscanas de la caridad, que se ocupaban de tareas asistenciales, pequeñas gestiones administrativas y el abastecimiento diario de la casa.

Durante sus primeros veinte años y a pesar de los inconvenientes provocados por la mala situación económica del país, la casa de auxilio continuaba su desarrollo.

En 1963, siendo el presidente el Sr. Luis Lizarraga, se toma la determinación de impulsar los cambios. No conformes con esta decisión algunos profesionales se alejan, entre ellos el director, – Dr. Jorge Dussaut, quien había ejercido ese cargo por 20 años. Es designado como Director el Dr. Raúl F. Colom, Médico Pediatra que se había incorporado a la institución en 1956 y desde hacía unos años ocupaba el cargo de Subdirector y quien al asumir incorpora varios jóvenes profesionales de prestigio de la zona, lo que da un gran impulso a la actividad médica de la casa.

Simultáneamente, se planea una ampliación excepcional del edificio, para lo que se recurre a donaciones, festivales, bonos contribución y al esfuerzo de los asociados para impulsar la obra.

Cuando la edificación se encontraba en su etapa media, un hecho casual cambia la situación y las perspectivas del Hospital. Un empleado del Dr. Alberto Duhau, un médico que no ejerce la medicina, requiere atención médica en ausencia de su empleador – no consigue ser admitido en otros prestadores de la zona y llega a la “casa de auxilio” donde recibe la atención que le permite recobrar su salud. Al regresar y enterarse de lo acontecido, el Dr. Duhau quiere conocer la Institución para agradecer a quienes asistieron a su empleado; se interioriza de la trayectoria y situación del Hospital, se entusiasma con el proyecto y hace dos importantes donaciones que permiten terminar la obra y equipar la Maternidad y Sala de Pediatría, modelos para esa época.

A fines de la década del ’60 la “Casa de Auxilio” se transforma en “Hospital Dr. Alberto Duhau”.

Seguir leyendo…

Total Page Visits: 9